Series de tv, libros, cine...y una constante presencia gatuna

jueves, 9 de mayo de 2013

Cuentos de la cripta. El tebeo que no puede faltar



Es un milagro que esté leyendo el comic, y no sobre el comic

Todos los hemos visto en alguna película de los ochenta: el protagonista, habitualmente un adolescente, lee a ratos muertos unos cómics con portadas horripilantes titulados Tales from the Crypt, de cuyas viñetas saca las sospechas sobre si su vecino es un vampiro o un hombre lobo, y sobre todo, la solución a cómo deshacerse de él.



Aunque publicados durante los cincuenta, los cómics de terror publicados por la EC acabaron convirtiéndose en una parte de la cultura popular americana. No solo las portadas de Tales from the Crypt, Vault of Horror y Haunt of fear, con su ilustración macabra y la caricatura del narrador en un lateral, aparecen a menudo en forma de guiños, sino que la estética y su forma de narración mediante historias separadas presentadas por un personaje reconocible, sirvieron de inspiración a películas como Creepshow, que es directamente deudoras del estilo de esta editorial. Las tres publicaciones, de la que Cuentos de la Cripta es la más reconocible y popular, se basan en la presentación de unas cuantas historietas independientes entre sí por cada número, e introducidas por un personaje siniestro, bien el Guardián de la Cripta, de la Cámara o la Vieja Bruja. A medida que avanzaron los números estos fueron acercándose más al humor negro, y, al ser los tres comics de la misma editorial, a interactuar entre ellos y mantener cierto pique, lo que acabó siendo también lo más reconocible del estilo EC junto con la moraleja que contenían muchas de las historietas, especialmente el lo tocante al tema de las infidelidades matrimoniales…Por lo que tiene gracia que, funcionando en muchos sentidos como los cuentos tradicionales, mediante moraleja y advertencia, fueran presa de muchos pedagogos y asociaciones de padres que veían los cómics y lo macabro como algo pernicioso para las mentes infantiles.



¡¡Viva el Nightmare Fuel!!

Tras leerse unos cuantos números, los nombres de dibujantes como Harvey Kurtzman, Wally Wood, Graham Ingels o Al Feldstein acaban sonando, porque eran los más habituales. Según cada uno, el estilo podía variar, de lo típico que se estilaba en los cincuenta, al más caricaturesco, o al directamente macabro. Personalmente, uno de los que más me gustaba era Graham Ingels, que era el que tiraba muchísimo más hacia lo horrible y cuyos guiones solían ser relatos de terror más auténticos, sin moraleja en la mayoría de los casos…Y es que, uno de los principales defectos después de unos cuantos números, es también el exceso de historietas sobre adulterio y castigos de ultratumba morales que recaen sobre los malvados e infieles protagonistas. Uno puede tener gracia, o más de uno cuando es lo bastante retorcido, pero esta marca de la casa también se convirtió en una de sus lacras, aunque por suerte, no muy grande.


 
No será una novedad si confieso que tengo los quince tomos

Junto a los guiones originales, los comics también recogieron algunas adapciones de relatos de terror más clásicos, en muchos casos sin utilizar el título original, pero en muchos de sus números fue posbile ver en viñetas relatos, no solo de Poe, que ya es un habitual, sino de Arthur Machen, H. P. Lovecraft o Clark Ashton Smith. En Estados Unidos se han reeditado miles de veces, aunque en España, que sepa, solo está disponible la edición de Planeta de Agostini dentro de la colección Biblioteca Grandes del Comic. Edición que no estaba nada mal, porque además de un precio asequible en relación a la cantidad de páginas por tomo (unas 180), incluía las portadas originales al final de cada uno, junto a un par de artículos por entrega en los que se hablaba de los dibujantes de la EC y la historia de la editorial.

La influencia de Cuentos de la Cripta sirvió no solo para aparecer como referencia o inspiración indirecta de películas, sino que dio lugar a una serie de la HBO durante los noventa, que explotaba directamente al personaje del guardián con una marioneta completamente molona que hoy es lo más recordado. Porque los guiones, sacados directamente de los comics y en la mayoría de los casos, adaptados a la época de la serie, eran en la mayoría de los casos, pasables y tenían muchos de los defectos de la televisión de la época. En todo caso, consiguieron una de las cabeceras más divertidas de los noventa, y desde luego, la que más me gustaba cuando Telecinco dedicaba las noches del lunes a encadenar varias series seguidas. A partir de la serie salieron un par de películas, como fueron Caballero del diablo, y El club de los vampiros, siendo la primera muchísimo más original y divertida, y la segunda…bueno, quería tirar más por el humor negro y los chistes de las vampiros trabajando en un burdel.



Bueno, y también estuvo la serie de dibujos, que emitió la TVG…que por salir, salían los tres narradores, pero era muy descafeinada.

6 comentarios:

satrian dijo...

Si me he leido algún comic y también he visto algún episodio de la serie de televisión, aunque no figuran entre mis favoritos.

Renaissance dijo...

A mí me gustaron en general. Son muy clásicos, y comentan los entendidos que con el tiempo, acabaron siendo una lacra para que el terror en los comics evolucionara..como todo, vaya.
En general tiene cosas muy originales con otras que se hacen un poco cansinas, como las venganzas de ultratumba por adulterio.

La Minomalice dijo...

A mi marido le encantaban estos cómic. Recuerdo que cuando no tenía nada para leer me traía unos cuantos y me gustaban mucho. Tiene los Clasicos del terror de Planeta Agostini guardados como un tesoro.

Como estoy liadísima me he perdido muchas entradas, pero estoy mirándolas todas y es que no sé cómo encuentras fotos de gatos tan lindísimas y apropiadas para tus entradas.

Un besazo!!

Renaissance dijo...

Fueron una de mis colecciones favoritas por muchos motivos: debían ser las más asequibles que había en el mercado, el tamaño de los tomos daba para leer muchísimo más que un comic de 48 páginas...y sobre todo, había horrores por todas partes, pero de una forma que hoy resulta casi entrañable.

Lo de encontrar fotos es relativamente fácil: los gatos van de la mano con internet, y allá donde haya un dueño con un ordenador, habrá algún gato haciendo alguna monería (menos Sabela y Dalek, que son unas finas).

Quim Carro dijo...

Como curiosidad, "Nastyvity in Black", el nuevo disco de Johnny B Nasty homenajea, ya desde la portada (y en el cómic que adjunta) a "Tales from the crypt" http://www.johnnybnasty.com/johnny-b-nasty-nastyvity-in-black/

Renaissance dijo...

Pues no me había fijado. Creo que algún que otro grupo también había recurrido a las portadas-homenaje de Cuentos de la Cripta, aunque no incluían comic. Y el tebeo que hicieron ambientado en el universo de REC creo que también incluía a la niña Medeiros en plan Guardian de la Cripta.

Este es un blog cat-friendly

Este es un blog cat-friendly
...Por si quedaba alguna duda