Series de tv, libros, cine...y una constante presencia gatuna

domingo, 4 de marzo de 2012

Las películas de los Oscars I. The Artist (2011). Algo le pasa al sonido…



Barrilete también se pasa a los gaticos vintage

Nunca he sido muy seguidora del tema de los Oscars, sea la ceremonia en cuestión o las películas premiadas. Pero este año, que tiene bastante pinta de salirme tanto o más raro que el anterior, he visto unas cuantas de las nominadas y algunas que fueron premiadas después.



En el caso de The Artist, es una producción francesa cuyo principal atractivo es el haber sido filmada como las películas mudas de hace ochenta años: sin diálogos, sin efectos especiales, y ambientada en los años veinte y los primeros éxitos del cine. En un principio puede parecer muy original, pero esto ya se lo inventaron unos frikis hace cinco o seis años cuando se les ocurrió hacer una adapción de La llamada de Cthulhu como si hubiera sido filmada en la época del relato, con sus efectos especiales a base de espejos y hasta una aparición del famoso pulpo gigante



¡Eh, es Malcolm McDowell!

Ejem, aparte de estos apuntes en plan “los vikingos llegaron antes a América”, la película (The Artist, no La llamada de Cthulhu), cuenta la historia de George Valentin, un actor de cine estadounidense, mitad Rodolfo Valentino, mitad Tyrone Powers y una cuarta de Errol Flynn, famoso por sus películas de acción y aventuras, con mascota inteligente incluída. Poco después de conocer a una aspirante a actriz, el cine sonoro empieza a hacer su aparición, cosa que a él no le hace ninguna gracia y no está dispuesto a decir esta boca es mía delante de una pantalla, por mucho que sus productores intenten convencerle. Mientras el protagonista, tras estrenar una película muda que fracasa estrepitosamente, ser abandonado por su mujer, y en general, acabar en la ruína, Peppy Miller empieza una carrera llena de éxitos. Un tiempo después volverán a encontrarse y….no sigo contando, porque poco más hay de argumento.



Como puede verse, The Artist es una película muy simple a nivel de guión, siguiendo unas líneas muy básicas que intentan homenajear un poco a los dramas que podían haberse filmado en los años veinte. Lo que me parece generalizar un poco porque en la época eran bastante capaces de hacer un cine más complejo de lo que puede parecer en un principio, y ahí teníamos al expresionismo alemán (por citar a los que me gustan. La cabra tira al monte) para demostrarlo. Su originalidad, y probablemente su éxito en los Oscars, es gracias a la originalidad que supone lanzar a lo grande una película en un formato que supuestamente, se quedó obsoleto en 1929. Y sobre todo, el aspecto visual: la textura envejecida, la expresión, necesariamente exagerada de los actores, la mayoría de montajes y escenas que recuerdan al cine de la época. Algún que otro truco con el sonido también hay, porque aunque muda, sí dispone de banda sonora y varias secuencias en las que se juega mucho con los sonidos reales frente al mutismo de su protagonista.

Probablemente, el principal defecto de The Artist es el exceso de simpleza con el que intenta imitar al cine de principios de siglo, pero ha tenido su mérito el mover público con una premisa tan minoritaria como es el volver a hacer cine mudo…y desde luego, entre esta, y El árbol de la vida, que no ha tenido tanta suerte con los premios, han sido unos Oscars raros, raros.

4 comentarios:

satrian dijo...

Ey yo he visto la película muda en blanco y negro de Cthulhu :P

Renaissance dijo...

Yo acabo de encontrar la última que filmaron, El susurrador en la Oscuridad. Que en esta ya hablan, por ser un relato de 1931, ¡pero a estas no les dan Oscars! XD

La Minomalice dijo...

Ay, yo tengo muchas ganas de verla!! Me han hablado muy bien de ella y el trailer que has puesto me ha emocionado. Sí, estoy un poco más sentimental de la cuenta últimamente, he de reconocerlo. Aunque estoy de acuerdo contigo en que si nos pusiéramos a ver las buenas películas mudas de entonces nos daríamos cuenta de su increíble calidad. Lo asombroso es que esté gustando una película muda en estos tiempos, pero lo ideal sería que volviéramos a disfrutar de muchas de aquellas películas, en las que hubieron auténticos genios. A mí también me encanta el expresionismo alemán. Recuerdo un verano en que todos los días iba a la biblioteca del pueblo de mi marido para ver una increíble colección de historia del cine y me fascinaban especialmente las fotografías de los actores y actrices de películas expresionistas.

Barrilete tiene muy buen gusto. Los gaticos vintage tienes un aire romántico y decadente que debe ponerle los ojos en blanco.

Espero que pases una agradable tarde de domingo disfrutando de una buena pelí, un libro, un capítulo de una de tus series preferidas o simplemente ronroneando junto a tu misi y gozando de unas horas de poder hacer lo que desees!!

Besos!
Ana.

Renaissance dijo...

Visualmente es bonita, pero si se conocen de antes más películas mudas, queda muy floja (ay, qué grande era Metrópolis). Y una de las ventajas de internet y sus supuestas maldades de piratería, es que he podido disfrutar de muchas más producciones mudas que, en otras circunstancias, no encontraría ni en la biblioteca.

Este es un blog cat-friendly

Este es un blog cat-friendly
...Por si quedaba alguna duda