Series de tv, libros, cine...y una constante presencia gatuna

viernes, 3 de diciembre de 2010

Lecturas hasta diciembre de 2010



Gatico para la promoción de la lectura



Aunque llueva, nieve o estén echando la serie de The walking dead todos los domingos, lo que no me falla nunca es empatar un libro detrás de otro. Y como era de esperar, esta es la correspondiente entrada-recopilación de los últimos:



Esta portada se lleva el premio a la obviedad

Joseph Conrad. El corazón de la oscuridad. Tuve varios problemas para conseguir este libro, ya que era de la biblioteca y en cuanto lo tuve en la mano, el encolado decidió desintegrarse por su cuenta y dejarme con tres palmos de narices, más un aviso a la bibliotecaria para que tomara las medidas correspondientes. Como el tema iba para largo (todavía no sé si lo encolaban de nuevo, o habían contratado a un monje medieval para que lo copiara en pergamino), opté por pasarme a la sección de gallego y coger la edición correspondiente. Aparte del libro como tal, incluye un prólogo interesante en el que explican el por qué del cambio de "corazón de las tinieblas" a "corazón de la oscuridad", y varias notas al pié explicando tal o cual situación en el párrafo. De las que pasé ampliamente: tuve que leer bastantes notas al pie cuando estudiaba literatura, y no tengo ganas de leer un libro con comentarios del director.

El corazón de las tinieblas es famoso por haber sido adaptado como Apocalypse Now, pese a la enorme diferencia temporal que había entre ambas ambientaciones y actitudes de los personajes. Sin embargo, leído el libro, se puede comprobar que no son tantas, o como dice la gente mayor, no se ha cambiado gran cosa: el libro habla de una travesía al corazón del Congo en plena época colonial, en búsqueda del misterioso Señor Kurtz. La película, de la búsqueda del Coronel Kurtz en Vietnam durante la guerra. La agresividad de los personajes y del entorno es la misma..Y sí, también aparece el horror, el horror.



MiniTyrion al rescate


George R. R. Martin. Tormenta de Espadas.
Respecto al resto de seguidores de la serie, tengo la ventaja de no haber leído todos los libros, por lo que todavía tengo varias horas de diversión aseguradas. Tormenta de Espadas debe ser el mejor hasta la fecha, con la historia de los personajes suficientemente avanzada como para que tenga interés, y sin llegar al exceso de puntos de vista del que, según comentan, sufre Festin de Cuervos. Empieza a salir algún bichillo más en el Muro, hay cambios sorprendentes en algunos personajes (Jaime abandona su costumbre de lanzar niños por la ventana y de ser un cabrito en general), otros no tanto (Sansa sigue siendo muy tonta), Tyrion sigue siendo de lejos mi personaje favorito y Daenerys continúa teniendo bastante mala suerte. Pero al menos le ha crecido el pelo, que ya es algo.



Sí, la portada es del año 15 A.P (Antes del Photoshop)

Paul Feval. Los dramas de la muerte. Las rarezas no podían faltar, y aunque hace tiempo que no voy por tiendas de segunda mano (el espacio hace tiempo que escasea y hay que ahorrar para el e-book), tenía guardado una novela por entregas de un autor de folletines bastante famoso...en la Francia de principios del siglo XX. O, para quien pueda sonarle, Feval también es el autor de El jorobado y La ciudad vampiro, una genial parodia de la novela gótica que consigue adelantarse varias décadas al humor absurdo de los Monty Python. Estos Dramas de la muerte son una novela por entregas más al uso, con una edición un poco rara: pertenece a una colección que sacó Forum en los ochenta, publicando novelas de terror por fascículos, especie hoy extinta. Los fascículos, no las novelas de terror. Como buena novela por entregas, el argumento es exagerado y un poco increíble: una vampira recorre París arrancándole las cabelleras a las jóvenes para poder asegurarse un día más de vida. La susodicha vampira tiene una banda de delincuentes que roba para enviarle dinero al Rey de los Vampiros (¿ein?)...Todo ello acompañado por personajes también muy tremendistas, especialmente las doncellas, que gritan, se desgañitan, se desmayan, se tiran al río para defender su honor y lo que haga falta. Lo que, en ocasiones, junto con lo intencionadamente absurdo del componente terrorífico, hizo que me preguntara si el autor no estaba ya escribiendo todo esto en clave de broma. La novela se la recomiendo a los aficionados a Gastón Leroux, Maurice Leblanc, las novelas de principios de siglo, y dejarse los pulmones rebuscando en algún cajón lleno de polvo.

4 comentarios:

satrian dijo...

O sea que vas por Tormenta de Espadas, anda que no te quedan cosas buenas por leer de la saga.

NEURIWOMAN dijo...

Uff..que barbaridad cuantos libros lees. Te sigo, aver si se me pega la buena costumbre de leer libros también. Si no es así por lo menos tus comentarios me orientaran sobre que leerme. Gracias

Condesadedia dijo...

Si te ha gustado "El corazón de las tinieblas", léete "La línea de sombra". Conrad decía que no es una historia de fantasmas, pero...
¡Tormenta de Espadas! A veces desearía quedarme amnésica para volver a leerla por primera vez. Ese libro es como una montaña rusa.
El problema con "Festín de Cuervos" no es tanto el exceso de puntos de vista sino el que los favoritos de la mayoría de la gente no aparecen, y se nota mucho que en realidad es medio libro. Pero tiene unos cuantos momentos muy buenos, aunque el argumento sea más "politiqueo" que "aventurero" (¡es que no sé cómo explicarlo sin soltar spoilers!).
De Féval leí "La ciudad vampiro" porque estaba en una antología de relatos de vampiros (que me compré porque venía "La novia de Corinto", de Goethe). Lo de las cabelleras debía ser una manía del buen hombre, porque en "La ciudad vampiro" sale una trama parecida.

Renaissance dijo...

Satrian: a este paso, me leeré un sexto libro de la saga cuando me jubile.

Neuriwoman: leo menos de los que me gustaría, es un vicio que conservo desde que aprendí a juntar las primeras letras. Ahora, de orientación, mis preferencias tiran bastante hacia el género fantástico y el folletín francés.

Condesadedía: de Joseph conrad me había leido hace años El agente secreto. Siempre lo presentan como autor de aventuras, pero a mí me parece un tipo bastante crítico y observador.
La ciudad vampiro era de mis favoritos. Aquí el tema del pelo ya es un descalabro completo, pero la palma se la lleva el personaje ese irlandés que se abre paso a cabezazos en todas las peleas.

Este es un blog cat-friendly

Este es un blog cat-friendly
...Por si quedaba alguna duda