Series de tv, libros, cine...y una constante presencia gatuna

viernes, 27 de noviembre de 2009

Libros para pequeños y grandotes (y para nosotros también, pero cuando no nos vean). Segunda parte



Grandes aventuras para los viriles jóvenes de nuestros días

En Barrilete Cósmico, los títulos no engañan y aquí tenemos la segunda entrega de literatura juvenil reciente. Y empezaré con la sugerencia de Simone B…¿entradas para unos sí y otros no? Eh, ha sido todo fortuíto. Y el que ahora tenga en casa dos jamones de Guijuelo con las iniciales S. B también es lo más fortuito del mundo. Seguro que a todos os ha pasado alguna vez.



Thonya Hurley. Ghostgirl. El título no engaña. Se trata de Charlotte, una pobre chica fantasma que, pese a estar más muerta que Primo de Rivera, pone todo su empeño en conseguir que el chico que le gusta la lleve al baile de fin de curso. Que si ya es difícil cuando se es la protagonista habitual en este tipo de tramas, no hace falta imaginar lo que le va a costar cuando es un fantasma que solo una persona ve. El argumento es más simple que el mecanismo de un chupete: chica ignorada por todos intenta conseguir chico, que no consigue pero aprende una valiosa lección que la hace avanzar en la vida. Solo hace falta añadirle una variante, que es en este caso, el esperpéntico accidente que se lleva a la protagonista al otro barrio, un instituto fantasma y un grupo de espectros de instituto (profesor incluído) que han sufrido accidentes a cada cual más grotesco.

En este caso, el principal gancho del libro es que Charlotte fuera una persona invisible antes de su desgraciado accidente, de ahí que el título de Ghostgirl sea más un juego de palabras que la situación de su protagonista. Y aunque se trate de un tema tan manido como institutos, bailes de graduación y animadoras malvadas, consigue tener su punto de mala baba, especialmente cebándose con la protagonista: es patosa, tiene mala suerte y se describe su interés por el chico más popular del instituto como algo que raya en la obsesión…hasta que se da cuenta de lo absurdo de la situación y decide dedicar sus esfuerzos a conseguir el bien para ella misma y los demás. En ese sentido, no innova especialmente. Tampoco es que el género de aventuras en el instituto permita muchas variaciones más allá de los lugares comunes (comedores, estadio, escena final con baile de fin de curso..), se salva principalmente porque relativizar el tema romántico hacia la parte final.

Quizá lo mejor sea la presentación de cada capítulo: estrofas, poemas clásicos o frases de cantantes de carácter alternativo de los noventa y finales de los ochenta. Y es que en cada encabezamiento, he podido leer citas de Shelley, William Blake, Virginia Wolf…e incluso de The Cure y Sex Pistols (Vamos, solo faltaba Joy Division). Y sobre todo, las referencias a grupos alternativos que hacen durante toda la narración: Dresden Dolls, la cultura gótica…cosas bastante inesperadas en un libro que creí para adolescentes sin muchos intereses.



Esta ilustración sale en el María Moliner al lado de la definición de Geek

Scott Westerfeld. Leviathan. No está publicado en España, ni que yo sepa, tiene pinta de estarlo…y no me extraña, porque es uno de los libros “a partir de 14 años” más geek que he encontrado en mi vida: criaturas modificadas genéticamente contra robots gigantes en el marco de la I Guerra mundial.

La historia plantea una Europa alternativa en la que Darwin ha descubierto los fundamentos de la modificación del ADN, cosa que han aprovechado para crear nuevas especies, desde elefantes porteadores hasta ballenas-zeppelin, siendo estas últimas todo un ecosistema de bicheríos modificados. El Imperio Austrohúngaro, por el contrario, se ha especializado en construir dirigibles, tanques sobre patas y demás maquinaria de esa que se le pasa por la cabeza al alemán medio cuando lleva mucho rato escuchando a Wagner o a Kraftwerk. El protagonista es Aleksandar, el hijo del Archiduque que debe abandonar su país tras el asesinato de su padre. En Inglaterra, Deryn, una chica escocesa, se disfraza de hombre para poder entrar en el servicio aéreo a bordo del Leviatán, la ballena-dirigible que da título al libro. La historia de ambos se cruza cuando el Leviatán se estrella en los Alpes de camino a Constantinopla con un cargamento un tanto secreto: nada más y nada menos que una docena de huevos genéticamente modificados que vaya usted a saber lo que contienen. Y poco más, ya que el libro es el comienzo de una serie y se dedica más bien a presentar a ambos personajes, cruzar sus caminos y dejar el cliffhanger abierto para el próximo libro.

En este caso, se trata de un libro de aventuras, ya que los personajes aparecen muy poco caracterizados, más bien por lo que hacen, y dedican casi todo el texto a que sucedan cosas. O más bien, a que exploten cosas o se estrellen. La cantidad de acción y de personajes relativamente simples que aparecen me recordaron bastante a las novelas de aventuras de los años veinte. Y por supuesto, están las ilustraciones: el principal interés del libro para un lector adulto son, además del tema steampunk, los dibujos de Keith Thompson, en los que presentan con todo lujo de detalles robots y bichejos varios.

Peeero…y aquí viene el mayor defecto: ¡Trilogitis! El autor concibió la historia como una serie de libros, y este no es más que una mera presentación de lo que va a suceder, cosa que no estaría mal si no fuera porque una se queda con la sensación de que podrían haber contado bastante más, ya que son 435 páginas falseadas (es decir, que está editada con un interlineado de 1.5) en las que se podría haber incluído bastantes más y hacer una trama más sólida, o, al menos, que sucediera algo más que persecuciones y explosiones: en resumen, que le daba para incluir el segundo libro. Sin embargo, y sin apartarnos de la idea original (¡a partir de 14 años!), no está mal.

Y estos han sido los libros de la semana. Sugerencias, ruegos, preguntas y sobornos comestibles, a comentarios.

4 comentarios:

Simone B dijo...

Me he partido de risa con la frase "a pesar de que está más muerta que Primo de Rivera" jajaja..MUY buena

La verdad que la historia del libro no me llama mucho y confirma mis sospechas, es más "pre-adolescente" que otra cosa, eso sí, lo que es el libro en sí me encanto poo ser negro y rosa, y el segundo que es negro y morado ni te cuento.

Por cierto, en la sinopsis del segundo leí que la protagonista-fantasma se ponía a trabajar de recepcionista o algo así..

Respecto al segundo..es demasiado geek..incluso para mi.

Besos!

satrian dijo...

El de Leviathan ya me lo apunté y estoy en vías de conseguirlo.

Alejandro A dijo...

ando buscnado lectura ligerita y creo que el de la fantasma me lo apunto, se nota pasable

Renaissance dijo...

Simone B: no sé si lo habrás visto "en mano", pero hasta la maquetación es una monada: la parte del ataúd es transparente para darle profundidad y el dibujo de la chica viene en la primera página. No es que el contenido sea muy especial pero el envoltorio es llamativo.

Satrian: te llevo ventaja, yo lo conseguí por 12.85 euros, gastos de envío incluídos.

Alejandro A: si te gustan las tramas de instituto y similares, creo que el de Ghostgirl te gustará.

Este es un blog cat-friendly

Este es un blog cat-friendly
...Por si quedaba alguna duda