Series de tv, libros, cine...y una constante presencia gatuna

martes, 17 de noviembre de 2009

Libros para pequeños y grandotes (y para nosotros también, pero cuando no nos vean)



Y con esta foto, le damos razones a todos los que se quejan de los geeks mayores de 18 que leen a Harry Potter

Hoy la cosa va de literatura juvenil, al menos, de la más reciente. Se supone que el que esté opinando sobre estos libros no está muy bien que digamos, pero, eh. Hewl acapara toda la literatura seria y aburrida y a mí me quedan las miguitas. Y encima todavía se mete conmigo, el tío.

Como ya tengo fama de aficionada a la literatura fantástica, lo que hace que la gente a la hora de regalarme libros ande un poco perdida (y eso que ahora en cuanto a publicaciones no nos vamos a quejar, no, ya sea Canción de Hielo y Fuego, Geralt de Rivia, Guardianes de la noche…¡si hay de todo, como en botica!) y acabe optando por las portadas con aspecto más llamativo…que suelen ser las de la sección de literatura juvenil. Así, lo mismo caen cosas interesantes como Corazón de tinta, o más bien flojas, como las Crónicas vampíricas de L. J. Smith. Así que me dije “bueno, voy a darle un poco de utilidad a tanta lectura y voy a hablar de sagas juveniles”. Y, oye, lo mismo sirve para quien tenga niños pequeños (Eu...¡Hola, Simone!) o para quien le guste leer. Barrilete Cósmico. Entretiene a la par que pierde el tiempo.



Rick Riordan. Percy Jackson y los dioses del Olimpo. Viene a ser la respuesta americana y basada en la mitología griega a las aventuras de Harry Potter. El protagonista comienza sus aventuras con once años, cuando descubre que es nada menos que un semidiós e hijo de Poseidón. Para que el crío conozca otros semidioses como él (por lo visto, dos mil años y la Santa Inquisición no han servido de nada, y el panteón olímpico sigue siendo un casquivano de narices), lo envían al un campamento de verano mágico en el que él y sus compañeros se entrenan para combatir a Cronos y los titanes, que quiere ajustarle las cuentas a los dioses.

El resultado es bastante irregular. Tiene puntos originales, como el término de Las nieblas, que es el velo que separa el mundo mitológico de el de los mortales, y que muy pocas personas pueden distinguir, como la amiga del protagonista…aunque esto es algo que ya se ha visto otras veces, aunque en otros ámbitos, como el cine o los videojuegos. Y tiene aspectos muuuy flojos, que son casi el 90% del libro. De entrada, la idea de un campamento de verano para semidioses, en el que se entrenan para combatir a los titanes y viven en cabañas según su ascendencia mitológica me parece demasiado…ridículo. Y, oye, yo puedo llegar a creerme que en Londres hay un colegio mágico para niños magos. Pero que en Central park hay algo tan sumamente americano como un campamento de verano, aunque sea para semidioses, por ahí ya no paso.

Además, la mitología griega es sumamente cruda, al menos, para el estilo más bien mojigato de la literatura juvenil americana, y creo que es un poco difícil para un libro editado por Disney el lidiar con el tema de que los dioses griegos anden por ahí poniéndole la cornamenta a sus esposas. Ah, y me ha llegado al alma el tema de cómo tratan al pobre Hades.
Para terminar, en el quinto libro (el único que leí, que no cunda el pánico), el autor empieza a incluir el interés por las chicas del protagonista. Y francamente, si yo fuera escritora, se me caería la cara de vergüenza antes de terminar un capítulo escribiendo “Como Rachel es ahora el nuevo Oráculo, eso quiere decir que no tendrá citas con nadie”, en palabras de su rival por los afectos de Percy. Ahí es nada.



A estas alturas ya os habréis imaginado por qué se me va la vista para los colorines, ¿no?

Cornelia Funke. Corazón de Tinta. Otro libro publicado después del estreno de la película, que no es allá gran cosa aunque ya ha firmado para secuela. Cuenta la historia de un hombre, que vive reparando libros (espero que no estuviera como autónomo porque si no no le daba ni para pagar la seguridad social) y tiene el don de leer a los personajes fuera de sus historias. Pero el pobre tipo no se da cuenta de su poder hasta que una tarde, leyendo en alto Corazón de Tinta, saca nada menos que al malo y a su protagonista, enviando al libro a su mujer y al gato, del que no volvemos a saber nunca más. El primer libro me gustó, sorprendentemente, aunque fuera según la edición “de doce a catorce años”. Consigue bastante suspensión de la realidad en el sentido de que las indicaciones geográficas son muy vagas, y casi todo transcurre “en algún lugar de Italia”. Eso sí, a la autora se le nota un montón que no tenia pensado hacer segunda parte porque queda cerrado y bien cerrado.

Los escritores tienen que comer, y a Cornelia Funke le dio un ataque de Trilogitis y decidió sacar segunda y tercera parte: Hechizo de tinta y Muerte de Tinta. Ya pierden la originalidad del primer libro, ya que en este caso, los protagonistas son los que viajan al mundo de Corazón de Tinta , para encontrar que la historia sigue su curso sin escritor que valga.

Pese a que esta segunda parte es algo más típica (volvemos al tema habitual de los personajes trasladados a un mundo de fantasía y extravagancia), la calidad es muy alta. Especialmente cuando desarrolla la parte que transcurre dentro del libro, ya que para ser destinado al público juvenil, la veo un poco como un Canción de Hielo y Fuego, pero para niños más pequeños. Para explicarlo de otro modo: si bien un lector de doce años puede leer párrafos escabrosos como la esclavización y presunto asesinato de niños y hadas, el lector adulto puede intuir más detalles a mayores que, aunque no se escriban, se dan a entender. No es solamente un mundo de hadas y fantasía, sino un lugar en el que las mujeres se casan y tienen hijos a los 14 años, un mundo en el que el príncipe protagonista de la novela le pone los cuernos a su mujer con una doncella y un lugar en el que ni el más débil está a salvo.

El mayor defecto consiste en la historia de amor que forzadamente incluye la autora y especialmente, en esa segunda parte que no se esperaba, aunque esto último se le disculpa, por el buen desarrollo de los nuevos personajes y lo bien que lleva el argumento.

Hoy me ha quedado una entrada larga como un día sin pan, continuaré otro día si esta tiene éxito (no os quejaréis, no, os tengo llenos de caprichos). Es más, como ya tengo en mis manos y empezado el Leviathan de Scott Westerfeld puedo incluirlo y todo.

Y bien, ¿alguna otra saga o libro recomendable?



Lo tengo...y es mío..solo mío...

6 comentarios:

satrian dijo...

A mi no me importa que me vean porque los sigo devorando, y creo que seguiré haciéndolo, voy a leerme la de Percy Jackson aunque sea el primer libro antes de que empiece la película.
Y de Cornelia Funke solo me leí Corazón de Tinta, y no se yo si haré lo mismo con el resto.

Hewl dijo...

Dios mio, Topanga es fan de Harry Potter...
De los libros, al de corazon de tinta puede que le de una oportunidad, a los otros dos no creo.
Aun así lo de libros para niños es muy relativo. Hay algunos que tienen más calidad en la 1ª página que algunos para adultos en todo el libro.

Simone B dijo...

Te diré que me ha encantado ésta entrada y te animo a que hagas más porque además tengo cierta debilidad por la literatura juvenil y SÍ HEWL, a mi tb me encanta Harry Potter ;)

El primer libro del que hablas, La Maldición del Titán, ha empezado llamándome la atención y a terminado no gustándome mucho.Como dices suena en ocasiones un poco ridículo, (sobretodo lo del campamento de semidioses), aunque tendría que leerlo para opinar..

...en cambio con Corazón de Tinta me has cautivado...No vi la peli porque a Brendan Fraser no lo soporto, pero tenía ganas de echar un vistazo al libro y ahora que he leído tus palabras mucho más asi que en cuanto pueda me haré con él.

Por cierto..hablando de literatura juvenil...el otro día fui a FNAC y me sorprendí muchísimo porque había un libro que estaba por todos lados y se trataba de, es una saga de dos libros de momento, Ghost Girl de una tal Tonya Hurley..parece que es la sensación del momento, has oído hablar de él?.

Besos guapa

Hewl dijo...

Simone - Yo no diré que me encanta Harry Potter, pero me he leido los 7 libros (y el 7º en ingles, para no esperar). Así que no voy a ser yo el que lance la primera piedra, eso está claro.
Yo de literatura infantil-juvenil recomendaría cualquiera de Michael Ende, a Jostein Gaarder (me encantó el misterio del solitario), Memorias de Idhun,... y alguno más que no se me acuerda.
Del de Ghost Girl jamás había oido hablar, pero me ha entrado curiosidad. A ver si lo encuentro en alguna parte.

Simone B dijo...

Pues yo reconozco que soy practicamente friki en cuanto a Harry..no tengo remedio..

Tampoco había oído hablar de Ghost Girl, pero por lo menos en FNAC y en otra librería que entré después hay un despliegue de publicidad impresionante, además el libro llama mucho la atención porque es muy llamativo.
Va sobre una chica fantasma y no he visto todavía críticas pero me parece que busca un público más pre-adolescente que adolescente.

Besos a ti tb!!

Renaissance dijo...

Satrian: Bueno, la verdad te recomiendo más los otros dos de Corazón de Tinta que Percy Jackson.

Hewl: jeje, acuérdate de mi comentario tabernero acerca de "Harry Potter y los cacharros míticos" del séptimo libro. Por supuesto, Michael Ende (especialmente Momo) son palabras mayores, aunque la idea de esta entrada era centrarme en sagas más recientes..y es que parece que desde Harry Potter la fantasía en los libros ha dejado de ser mal vista, o infantil.
Eso sí, te aviso que Ghostgirl no te va a hacer gran cosa de gracia..o, bueno, sí si te gustan las lecturas acerca de institutos.

Me alegro de que te haya gustado, Simone. De hecho, Corazón de tinta te lo recomiendo, tanto ese primero como..bueno, los tres libros. La película no le hace justicia...a mi entender me parece que es un poco "de saldo".
Ghost Girl también lo tengo, me lo regalaron por el mismo motivo que el resto de libros juveniles..jeje. Tengo la edición de tapa dura que es una monada. Efectivamente, es más bien orientado a un público pre-adolescente, y el tema de la chica fantasma tiende más bien a lo de "sentirse invisible", aceptar las situaciones nuevas y saber "moverse" con los cambios.
En general está entretenido, aunque no ofrece nada nuevo, y quizá, lo más original es encontrar al comienzo de cada capítulo estrofas de grupos independientes o góticos de los noventa. La secuela de momento todavía no la leí.

Este es un blog cat-friendly

Este es un blog cat-friendly
...Por si quedaba alguna duda