Series de tv, libros, cine...y una constante presencia gatuna

sábado, 19 de noviembre de 2011

La semana en series III



Como comprobamos la semana pasada, los gatos prefieren las tvs de tubo para poder dormir sobre ellas

Esta semana se despiden Fringe y Grimm, que se van de vacaciones hasta enero. Y aunque en el caso de Fringe lo entiendo, en la otra no: estrenan temporada y ya se toman el descanso como unos veteranos.



Esta semana, en Walking Dead, la historia de un tipo que fue a un granero a por otra cosa, y se encontró algo peor.

The Walking Dead, además de dedicarse casi en exclusiva a Daryl y a como es prácticamente el único que busca a la niña perdida, ha cerrado episodio con un cliffhanger bastante interesante, al menos, para los que no conocieran los cómics: el granero de la granja está lleno de zombies hasta la bandera, y de momento, no se sabe muy bien por qué. Aparte de esto, ha resultado un poco lenta, con muchos silencios y secuencias largas…Casi parecía una película iraní.



Larry con el fuego, Renaissance con los gatos, y cada loco con su tema

American Horror Story continúa bastante bien. O eso, o es que por fin me he acostumbrado a que tropocientos fantasmas campen por la casa sin que a nadie le parezca raro. Excepto Violet, que ya se va dando cuenta de los que van apareciendo y lo tiene más asumido. En conjunto, este ha sido de los capítulos más moviditos, con otro asesinato de por medio, y afortunadamente, Vivien descubriendo, gracias a una foto antigua, a uno de los fantasmas que aparecieron al principio (en este caso, la primera dueña de la casa). Y la semana que viene, descubrimos la identidad del fantasma más incómodo de la serie: el Rubber Man.



Chuck Lorre dedica este gag a los jugadores de Magic.

The Big Bang Theory ha tenido lo que todos esperábamos: Amy y Sheldon pasan a ser una pareja….con las condiciones establecidas por este último. Aunque salen, la aparición de Howard y Rajh es anecdótica otra vez, y han vuelto a optar por los chistes relacionados con la vida de los frikis, en este caso, los juegos de cartas chorras, y la mala pata a la hora de conocer féminas.



El tipo de las gafas nerd sigue teniendo más carisma que el hijo del científico.

Fringe, como siga así, va a ser una temporada muy buena, digan lo que digan las audiencias. Aunque esta semana volviera a tratarse de otro caso episódico, le están sacando un jugo que no se había visto en otras ocasiones: si esta vez tienen que encontrar al hombre invisible, el problema no es su invisibilidad, sino la soledad en la que vive este, y sobre todo, descubrir que ha sido un niño con el que Massive Dynamic experimentó desde su nacimiento. Si antes sabíamos que la compañía esta no era una santa, cada vez están saliendo detalles más feos, incluidos unos tipos que irrumpen en el apartamento de Olivia (junto a la propia Nina Sharp) para inyectarle sabe dios que. Además de este cliffhanger, parece que ella y el agente Lee vayan a empezar una relación, cosa de esperar porque ambos en pantalla tienen más química que con el soso de Peter Bishop.



Hay cosas que no cambian, y el nerd siempre recibe hasta en el carnet de identidad

Nikita ha tenido un acierto retirando, al menos por un tiempo, a Michael de la serie: con un solo agente, ganan más dramatismo y los personajes dejan de parecer invencibles. Además, ha dado lugar a escenas involuntariamente cómicas como la de Michael exponiendo una estrategia por teléfono mientras un crío anda por ahí jugando con un avioncito. Por lo demás, anuncian ya que la semana próxima volverá uno de los guardianes de las Cajas Negras, y Alex, aunque consigue entrar en Rusia, tiene todas las papeletas para seguir siendo un peón de todos.

Once upon a Time ha contado con la aparición de Cenicienta, en una historia un poco “caso de la semana” y con la protagonista decidiendo aceptar el puesto de policía en el pueblo. Hasta ahora, me gustaba más el estilo que llevaban, intentando avanzar un poco en lo que pasaba con los personajes y cómo la protagonista se daba/no se daba cuenta de que pasaba algo raro. Y Grimm sigue presentando un nuevo tipo de monstruo cada vez, aunque, por algún motivo, se empeña en ponerles a todos nombres en alemán (en este caso, a un fauno de toda la vida, no se como le llamaban, pero tenía demasiadas consonantes como para pronunciarse). Y por algún motivo, el comisario que aparece en la película, además de estar relacionado con los monstruos que cazan los Grimm, habla francés con bastante buen acento.

5 comentarios:

La Minomalice dijo...

Me han encantado sus entradas con los gaticos!!! Soy una apasionada de estos felinos maravillosos. He ido leyendo aquí y allá y me parece muy interesante su blog sobre todo cuando habla de libros, pero realmente lo que me ha enganchado del todo han sido los gaticos.

Un saludo,
Ana.

satrian dijo...

Es menos impactante el cliffhanger de The Walking Dead si te has leido los comics, pero no lo contaron mal, es una de las pocas cosas que salvo de esta temporada.
Fringe sigue con los casos de la semana muy interesantes, y vaya final que nos ha dejado hasta Enero.

Renaissance dijo...

La Minomalice: lo que empezó como una tontería esporádica, se ha acabado convirtiendo en la marca del blog. Aunque reconozco que los libros tienden a ser un poco minoritarios (y peor que se pondrá la cosa, ahora que tengo ebook).

Satrian: lo bueno de la serie es que varía bastante respecto a lo que van contando en los comics, aunque respetan lo principal (lo mejor: la invención de Daryl. Lo peor, el momento "vamos a dedicarnos a la pesca de zombie en pozo utilizando al chino de ceob"). Y con todas las series que empecé este año, casi agradezco el parón de enero. Este sábado, hasta ví una película y todo.

Antò dijo...

Veo pocas series ahora, creo que voy a contracorriente, porque es en la tele donde está lo interesante. Sigo The Walking Dead, que sí que puede ser un poco lenta a ratos pero hasta ahora eso no me disgusta. Y sólo llevo tres episodios de Fringe, pero me parece que esta temporada me va a gustar menos....tengo muchas series esperando, pero es que me da pereza no poder verlas de forma continua.

Renaissance dijo...

Alguna peliculilla siempre se encuentra, sobre todo fuera del sistema de estrenos...¿¡Cómo puede estar en pantalla Megan Fox cuando podíamos estar viendo maravillas como El cazador de Trolls!?
A las series americanas les tenía algo de alergia por un número excesivo de capítulos en cada temporada, claro que a Walking deaad, por negativas que sean sus críticas, es difícil resistirse.

Este es un blog cat-friendly

Este es un blog cat-friendly
...Por si quedaba alguna duda