Series de tv, libros, cine...y una constante presencia gatuna

jueves, 17 de febrero de 2011

Tarde de cine entre guerrilleros y mafiosos


La maquinaria de guerra no se detiene por nada. Excepto por los gaticos

El servicio meteorológico no miente, y visto el temporal de nieve (y de lluvia, y de viento, y hasta de granizo), opté por quedarme en casa dándole uso al dvd. Y como tanto la Fox como la NBC se empeña en apretar todas las series que veo para el final de la semana, no me quedó otra que ver películas.



Con Steve McQueen, Yul Brenner y Charles Bronson, habría sido la película perfecta

Defiance (2009). Una película de guerra protagonizada por Daniel Craig, famoso hace unos años por interpretar a James Bond, y famoso hoy por ser un cruce entre Steve McQueen y Vladimir Putin. Defiance (Resistencia en castellano) es un film de nazis sin muchos nazis, porque cuenta la historia de tres hermanos judíos que, tras echarse al monte, empiezan a alojar a todos los escapados de la invasión nazi. Más que emboscadas y peleas con el enemigo estándar, trata de los problemas a la hora de mantener con vida a un grupo de gente malnutrida, en medio del invierno ruso, enfrentarse en un principio a sus propios paisanos, y especialmente, su enfrentamiento con los partisanos rusos, mucho más preparados para la guerra que los personajes principales. La construcción de refugios, combatir las epidemias y las partidas de caza tienen mucho más protagonismo que las guerrillas, porque por aparecer, no es hasta el final cuando aparece por ahí un tanque alemán, casi haciendo un cameo. Como buena película basada en hechos reales, en los créditos cuenta qué fue de los protagonistas y como el guión reconoce su trabajo en los años de la guerra. En conjunto, es más una película de las de superación y de conflictos que una bélica, y posiblemente lo mejor fue ver a Daniel Craig con cazadora de cuero. Fangirls rejoice.



Escondidos en Brujas (In Bruges, 2008). Una simpática película de gangsters, o de asesinos a sueldo, patrocinada por el Ministerio de Turismo de Bélgica. Y no es una broma, porque pocas veces he visto una película en la que se marquen tal cantidad de panorámicas para mostrar Brujas y sus monerías, por mucho que intenten disimularlo con los personajes quejándose todo el rato de que Bélgica es un asco, y Brujas todavía mas. Cosa que no comparto, porque Bélgica ha dado al mundo cosas ciertamente valiosas: la cerveza con sabor a frambuesa, los gofres y Jean Ray no vienen de París, precisamente.
Este Escondidos en Brujas cuenta cómo un par de asesinos a sueldo, o algo (porque nunca llega a estar claro. Solo se sabe que entrarían dentro de la ley de Vagos y Maleantes), interpretados por Colin Farrell y Brendan Gleeson, tienen que pasar unos días en Brujas por orden de su jefe, y a partir de ahí, entre secuencias varias de plazas, casitas, canales y hasta cuadros del Bosco, van apareciendo los distintos personajes: la chica de la película (una camello/delincuente bastante borde), el jefe psicópata de los protagonistas (Ralph Fiennes, haciendo de pasado de rosca) y hasta un enano pequeño que está por ahí filmando una película, y que es lo más raro de una película muy rara. Porque comedia-comedia no es precisamente. En todo caso, humor negro, y muy escondido, visto que toda la película consiste en planos de Brujas, diálogos un tanto absurdos y situaciones de mafiosos (disparos, colocones de farlopa y demás sustancias, y persecuciones).
No es hasta el final cuando la historia empieza a tener algo más de movimiento, y acaba por recordar a Snatch o Lock, stock & two smoking barrels, intentando que todos aquellos que aparecen tengan su papel en el desarrollo final de la historia, generalmente por coincidencia. El resultado final no es muy allá, porque on funciona como película especialmente cómica, ni de gangsters tipo Guy Ritchie. Eso sí, chistes sobre belgas, todos los que hagan falta y más.

6 comentarios:

satrian dijo...

Defiance me gustó en conjunto no está mal, Escondidos en Brujas no tanto.

martinyfelix dijo...

¿Hay alguna película del estilo de 'Escondidos en Brujas' (o '¡Que te calles!' que si merezca la pena ver?

Renaissance dijo...

Satrian: Defiance, en realidad, cumple muy bien y me pareció la mejor de las dos, aunque no me gustara tanto el tema. A escondidos en Brujas no le terminé de pillar el punto porque no sabía si era comedia o drama (no lo sabe ni el guionista).

Martinyfelix: a bote pronto, me acordé de las primeras de Guy Ritchie, Snatch y Lock, stock and two smoking barrels. Están ambientadas en Inglaterra pero sí tienen una intención cómica más clara e incluso los mafiosos absurdos que aparecen son más creíbles.

martinyfelix dijo...

Me da igual dónde se desarrollen, lo que interesa es que sean cómicas. Me las apunto, y a ver cuando saco un rato para verlas. ¡Gracias!

Mary-chan dijo...

"Defiance" no la he visto, y no creo que lo haga, dada la poca simpatía que siento hacia Daniel Craig, y de "Escondidos en Brujas" precisamente lo que más me gustó fue el final, que es donde se empezó a poner interesante.

Renaissance dijo...

A Daniel Craig no le tengo especial manía, por lo que no tengo problema en ver películas suyas. Y el final de Escondidos en Brujas es posiblemente lo mejor, una lástima que quisieran tirar de diálogos durante todo el principio como si fuera el colmo del ingenio.

Este es un blog cat-friendly

Este es un blog cat-friendly
...Por si quedaba alguna duda