Series de tv, libros, cine...y una constante presencia gatuna

miércoles, 19 de enero de 2011

Being Human (US version) Esta serie me suena...



Hola, soy el Canal Syfy. Tal vez me recuerden por haber partido la pana gracias a Battlestar Galactica, y por vivir actualmente a costa de su precuela, y de las distintas ediciones de Ghost Hunters. Ah, y de emitir unos telefilmes especialmente horripilantes.

Este lunes, a la parrilla habitual del canal cienciaficcionero, se le unió Being Human, remake de la serie británica del 2009, con aceptables resultados de audiencia según las noticias diarias de Satrian. Si el arrollador éxito de la serie británica fue sorprendente, más lo es este remake, especialmente al recordar intentos con tan mala pata como el IT Crowd americano.



He tenido muñecos de aspecto más natural que el vampiro ese

La premisa de este Being Human es idéntica a su original: un vampiro y un hombre lobo deciden buscar un piso e intentar llevar una vida normal. En el apartamento descubren que habita un fantasma que, en un principio, no puede abandonar la casa. Las cosas se complican con las transformaciones mensuales del hombre lobo, y con la aparición de los vampiros de la ciudad, que quieren de vuelta con ellos a uno de los personajes, y con la chica a la que accidentalmente convirtió en vampiro, transformada por méritos propios en un verdadero grano en el culo.

La versión americana cuenta con la ventaja de conocer hacia donde quiere ir la serie: aunque el piloto inglés era demasiado serio y dramático, cosa que limaron para la serie, este Being human retoma el argumento de este como parte de la temporada, resultando más fácil poder seguir el argumento sin tener que estar pendiente de lo que sucedió en el piloto que emitieron en año anterior. Sin embargo, no se puede decir que intente innovar, salvo alguna caracterización, en la narración, porque sigue punto por punto a su original inglés, hasta el extremo de tener secuencias idénticas a las que se vieron en la BBC3 en el año 2009.



El mayor cambio viene, como era de esperar, en los vampiros. La serie inglesa presentaba el vampirismo de una forma muy particular: sus vampiros no se reflejaban en los espejos, pero podían salir a la luz del día, ingerir alimentos, y no tenían muchos poderes más allá de algo más de fuerza. Su principal problema consistía en depender de la sangre, en un principio para curarse, pero de una forma muy adictiva, en la que era imposible sustituirla por plasma de bolsa y el renunciar a ella suponía pasar por un síndrome de abstinencia. Este nuevo Being Human, presenta unos vampiros que se reflejan en los espejos, salen a la luz, no ingieren alimentos, hipnotizan a la gente, y que pueden sobrevivir perfectamente gracias a sangre embolsada, con lo que el intento de su protagonista de vivir como humano y renunciar a la sangre pierde bastante dramatismo y se convierte en el caprichillo de la semana.



Aquí, un advenedizo intentando parecerse a Herrick

Los pesonajes vampiricos tampoco me parecen especialmente bien elegidos. Y es que sus homónimos ingleses eran muy grandes: Aidan Turner cumplía el papel de medio-galán, de personaje simpático, y especialmente, el jefe de los vampiros, Herrick, resultaba sorprendente por su aspecto anodino, su puesto de policía, y su funeraria en la que los nuevos no-muertos resucitaban. Lo que resulta una competencia muy difícil para un actor cuyos pómulos, barbilla y morros de aspecto un tanto plasticoso (no sé si estaré confundida, pero creo que salía en Galactica) me recuerdan al novio de la Barbie, y frente a Jason Watkins haciendo de Herrick, tenemos a Mark Pellegrino en su papel estándar de sicótico. Añadámosle a eso una casa de citas para vampiros y víctimas que desaparecen, y toda la gracia del original desaparece. Ay dios mío, cuanto daño le ha hecho Vampiro la Mascarada al siglo XX.
Del resto de personajes, está un hombre lobo de un aspecto un tanto anodino, y con un registro que me recordó bastante a las comedias, y una fantasma sorprendentemente parecida con su versión inglesa, a la que han retirado bastantes inseguridades y le han dado un carácter más abierto.

El primer episodio de este Being Human resulta bastante entretenido y, gracias a su parecido narrativo con el original, gustará bastante, como puede gustar ver de nuevo una serie, si deciden bajar las orejas y no protestar por estos vampiros estándar que aparecen en ella. Por otro lado, no ofrece ninguna novedad, y según un Life on Mars americano podría ser acpetable por el tema de las distintas referencias y formas de pensar en esa época, no tiene mucho sentido cuando se trata de una serie de aquí y ahora.

6 comentarios:

satrian dijo...

Quitándoles el ansia a los vampiros creo que fastidian bastante la serie, bueno de todas formas no le echo un vistazo.

martinyfelix dijo...

¿Gatos-vampiro no hay, verdad? Ahí pierde toda la gracia.

Renaissance dijo...

Satrian: el mayor fallo me pareció normalizar la adicción de los vampiros. Ahora son una truebloozada más, hasta salen a plena luz.

Martinyfelix: no, me temo que no se les ocurrió. Pero la serie mejoraría mucho si cambiaran al protagonista vampiro por un gatico.

Condesadedia dijo...

Lo que no entiendo es esa manía de los americanos por "rehacer" una serie prácticamente nueva, y que encima está hablada en su mismo idioma. ¿No les sería más práctico comprarla y emitirla tal cual, como hacemos aquí con los culebrones mejicanos?

Yo ya he dicho varias veces lo que pienso de estos vampiros modernetes. Donde esté un buen Drácula con sus colmillos chorreantes...

¡Cielos, no reconocía al Pellegrino tan repeinado! Yo no le vi en "Perdidos", pero seguro que no se puede ser más psicópata pasado de vueltas que su personaje en la quinta de "Sobrenatural". Tiene una escena en el pasillo de un hotel que... los pelos de punta, "hoyga".

Renaissance dijo...

Es que no tiene mucho sentido: la serie es del 2009, ha tenido éxito a nivel mundial y el remake no hace más que ambientarlo en Estados Unidos. Los vampiros de Being Human (la inglesa), te gustarían, responden bastante bien a la idea de "vampiro moderno", y sorprendentemente, son sádicos y cabritos como ellos solos (y no, el truco de las bolsitas de sangre no sirve). Precisamente por eso el remozado que les mandaron para esta versión me parece la peor decisión posible.

Al Pellegrino este no lo conocía, aunque parece especialista en hacer de psicótico..Y de nuevo, para superar el nivel de su homónimo inglés, va a tener que esforzarse mucho.

Jaina dijo...

Acabo de publicar mi crítica de los dos primeros episodios, y creo que compartimos cerebro jeje! El vampro americano me repele!

Este es un blog cat-friendly

Este es un blog cat-friendly
...Por si quedaba alguna duda