Series de tv, libros, cine...y una constante presencia gatuna

sábado, 15 de mayo de 2010

Ciencia ficción, viajes en el tiempo y de todo un poco



Las bibliotecas son malvadas. Bueno, solo algunas. No hay otra forma de definir que un centro de préstamo conceda solo una semana (siete días, siete) para devolver un libro. Que, si se trata de Fundamentos de la Dirección Comercial, lo entiendo, pero cuando hay que terminarse a toda velocidad The Golden age of science fiction, de Kingsley Amis, clama al cielo. Y cuando ese plazo está compartido para terminarse Trouble is my Business, de Raymond Chandler, ya es plan de empezar a decidir entre retirar comidas en el día u horas de sueño. Todo sea por la lectura.
En fin, la semana también ha dado para más cosas:



Smithers, traigame a unos policías como los que había en los años 70

Life on Mars pasa a ser mi serie actual. Me sorprende ver a John Simm sin parecer un Time Lord psicótico, y sobre todo, con unos kilillos más (por dios, que le den algo de comer en su casa, que se está quedando en nada). La ambientación está muy cuidada y alejada de cualquier tipo de nostalgia: reconversión industrial, era pre-informática, falta de calefacción en los pisos…¡Los setenta no son divertidos! Aunque tuvieran una música de morirse, que no todo iba a ser malo. Pero cualquier aparición del policía comatoso se ve eclipsada por Phillip Glennister y su caracterización de comisario (gov) Gene Hunt. Es más bruto que un arado, machista, energúmeno, se guía por el instinto policial, que a veces le falla más que una escopeta de feria..y sin embargo es fascinante. Tengo ya en cola Ashes to Ashes, que termina este año su tercera temporada. Dios bendiga a los británicos y a sus series ultracortas.



Comienzo la serie de Thursday Next, o al menos, El caso Jane Eyre porque es el único que he visto en la biblioteca (en otra donde te dejan los libros 15 días, para poder vivir y esas cosas). No recurre tanto al chiste por párrafo como a recrear un mundo completamente desquiciado en el que la guerra de Crimea va por su 130º año, los libros son materia de primer orden, y el mayor invento del siglo es un prototipo para poder entrar en el mundo de los libros. Que ya me gustaría a mí que hubiera un aparato así, para poder entrar en Tiempo de Silencio y romperle la boca al imbécil de su protagonista por todo el trabajo que me supuso en el instituto, pero no todo es posible en esta vida. Aunque haya sido publicado en una colección de ciencia ficción, no es el género que más le va, porque lo absurdo del universo de Thursday, Detective literaria, entra más en la fantasía. La novela está llena de referencias a la obra de Bronte, de Jane Austen y de Shakespeare que se lo recomiendo a cualquier aficionado a la literatura clásica (menos a Hewl, porque fijo que dice que es freak), y sobre todo, a los amantes de los dodos.

Y eso es todo. Me voy a terminar la primera temporada de Life on Mars y ya pensaré algo para la próxima entrada.

6 comentarios:

satrian dijo...

Ya tengo en el desván de las series Life on Mars, ahora a buscar tiempo para verla.

Akane dijo...

Siempre me gusta leer que alguien nuevo ha empezado con Life on Mars, y que le gusta :)
La ambientación me encantó, tan como dices sin encanto, nada de nostalgia por un pasado mejor. Y está claro que la tarea de detective de policía era bastante más jodida entonces.
Ahh, pero la música... qué gran década!

Tengo en la lista de espera la serie de Thursday Next, a ver cuándo le saco tiempo porque acabo de empezar Juego de Tronos...

Saludos!

Renaissance dijo...

Satrian: tú tranquilo, con unas horas que le restes al sueño y a las comidas, sacas para la primera temporada.

Akane: lo mejor de los primeros episodios es ver cómo el protagonista se horroriza continuamente viendo a una gente que a su entender, vive en la prehistoria. Eso sí, la música, buena, buena. Ya la tengo bajada para el mp3. Tambien sigo Juego de Tronos, aunque empiezo cada libro muuy espaciado. Las aventuras de la Srta Next las recomiendo encarecidamente (aunque tuve que echar mano de la wikipedia para pillar el chiste sobre Jane Eyre. Debería haber leído antes el libro).

Alejandro A dijo...

me siento igual con lo de las bibliotecas, tuve que renovar el libro (Crimen y Castigo) varias veces porque no me daba tiempo de leer, a mi me daban como 10 días pero me sigue pareciendo poco

Kratos dijo...

Tengo desde hace mucho pensado ponerme con Life on Mars, pero nunca acabo de ponerme a verla.

Renaissance dijo...

Alejandro A: yo tuve que pedir prórroga con Olvidado Rey Gudú. Lo peor es cuando pides la semana a mayores y te terminas el libro esa misma tarde.

Kratos: yo estuve año y pico antes de empezar ¡Todo llega!

Este es un blog cat-friendly

Este es un blog cat-friendly
...Por si quedaba alguna duda