Series de tv, libros, cine...y una constante presencia gatuna

jueves, 28 de mayo de 2009

La repunante levedad del ser

Después de una prolongada ausencia, he conseguido retomar el lugar que me correspondía en el Barrilete. El que no haya escrito durante todo este tiempo se debe a motivos similares a los de Hewl, aunque amablemente intentara cubrirme con la excusa de la sífilis: estaba muy cómoda leyendo en el sofá de mi casa. Que me den otros las letras escritas, no voy a estar yo juntándolas siempre, demonios.

He tenido que hacer una criba de posibles temas antes de empezar a escribir: ¿libros? No, mis dos últimas ya han sido así ¿Esa serie del año 82 de la BBC que estoy viendo? Tampoco, tendría menos entradas que un post sobre el BOE. Finalmente, he decidido hablar de un tema que nos viene preocupando mucho, sobre todo cuando lo tenemos cerca: la repunancia.
Según la RABC (Real Academia del Barrilete Cósmico), se define repunante, sin g, como aquellas personas o cosas que por algún motivo, resultan pesadas e inaguantables, ya sea por plasta, pedante, excesivamente ñoño o vaya usted a saber, sin llegar a producir el asco que provoca lo repugnante. Podemos calificar de repunante a Manuel Torreiglesias, las viejitas que nos cuentan historias que no conducen a ninguna parte en las reuniones familiares o ese compañero de clase sabelotodo que siempre respondía las preguntas.

Veamos algunos ejemplos de repunancia ya en la categoría mediática:



"Y pensar que he tengo un doctorado en literatura romántica para esta", murmura el guionista.

Médico de familia. Empiezo con ella porque gracias al exceso de canales de la TDT está viviendo una reposición en ese hogar de las tinieblas que es FDF Telecinco, desde sus primeros capítulos, es decir, desde el 95. Las andanzas de la familia Martín en su chalet en las afueras, su centro de salud y su mundo de caramelo en general son un perfecto ejemplo de la repunancia: tenemos a las niñas repollo, la bebé que hace monerías, la chacha y su gracejo andaluz y al abuelo Cebolleta. Ellos nos han enseñado cómo debemos enfrentarnos a los problemas de la drogadicción en los jóvenes y a integrar a los inmigrantes…aunque no dejo de pensar que seguramente hoy su casita habría sido ya desvalijada tres o cuatro veces por bandas de integrados inmigrantes del este.



Qué raro que no aparezcan las gominolas en la foto

Los niños de las series españolas. Para qué negarlo: el 99% de la televisión española es el paradigma de lo repunante, y el mismo porcentaje de culpa la tienen los niños que aparecen en ellas, o al menos, la visión que los guionistas tienen de un niño haciendo gracias. Desde el inicio de la ficción española hemos podido ver a los críos de Farmacia de Guardia y sus presuntamente entrañables travesuras, a los de Médico de familia y sus problemas diarios, a los proyectos de delincuente habitual de los Serrano, patrocinados por las gominolas Haribo y muchos otros que me habré perdido gracias a San Torrent.


Iba a escribir algo sumamente hiriente y sarcástico, pero la foto ya habla por si sola

Los grupos de pop español. Si buscamos en el diccionario la variante ñoña de la repunancia, seguramente aparecería una foto de El sueño de Morfeo. En general a todo el panorama le llega bien: las radios chorrean azúcar derretido cuando canta la exsolista de La oreja de Van Gogh, pero en el caso del primer grupo alcanza extremos críticos: arreglos de guitarra pretendiendo ser rockeros, , resto de canciones con melodías melancólicas, cantante jovencita y con voz suave que habla de las manías de otras jovencitas, de los primeros amores, de ir madurando y todo tipo de ñoñerías intimistas por el estilo. A todo esto, Hewl me dijo todo pancho que él prefería escuchar El sueño de Morfeo en vez de Muse. Tienen mi permiso para apedrearlo por la calle si se lo encuentran.

Como podemos ver, el mundo está lleno de repunancia: el egocentrismo de Pablo Motos, los tebeos de Marjane Satrapi, los guiones de Anatomía de Grey…todo un mundo de insoportabilidad se abre ante nuestros ojos.

Y aunque no tenga nada que ver con el tema de la entrada, aquí está la foto de la camiseta que me solicitó Simone B. Sí, existe. Y sí, salgo a la calle con ella. Y no, no me he visto rodeada de chicos. Más bien al contrario:


7 comentarios:

Hewl dijo...

Lo digo y lo mantengo, Muse es raro y me pone de los nervios. Al menos al sueño de Morfeo los escuchas y a los 14 segundos ya los has olvidado. Es lo bueno que tienen.
Por cierto, la segunda foto esta escacharrada.

Spidermarga dijo...

A repunantes (¿es así? XD) las niñas de El Internado :S

satrian dijo...

No puedo estar más de acuerdo con todo,y prefiero a Muse antes que al sueño de Morfeo por supuesto.

MFAL dijo...

jeje... me gustan los post que expresan repugnancia hacia ciertas cosas... a que te has sentido liberada?? Has dado muy buenos ejemplos, sobre todo en loq ue respecta a las series y la música... ya que a veces me pregunto: por qué existen estas cosas?? a quien c*** le gustan?? Hay gente para todo, sí... y sobre todo para lo de mal gusto.
Saludos

Simone B. dijo...

Jajaja gracias por poner la camiseta de la sardina!!, no se por qué no deberías de verte rodeada de chicos por ella ,)

También he visto lo de Médico de Familia en la FDF, y no puedo entender como vi la serie entera cuando la pusieron la primera vez, (confieso, la vi allá por mi lejana vida en el instituto), porque es un pestiño insoportable.

No aguanto la vocecita de la cantante del sueño de Morfeo, quizá porque yo soy gritona y no me gustan las mujeres con la voz tal dulcita

Renaissance dijo...

Hewl- Cuando lo mejor de un grupo es que su música se olvida a los 14 segundos, mal asunto.

Spidermarga - No llegué a ver El internado (no sé si eso es algo bueno XD), aunque en algunos cortes sí he podido ver a los de Física o Química y se están ganando toda mi repunancia.

Satrian - Tienes mi permiso para apedrear a Hewl.

MFAL - Jaja, son mis post favoritos: se escriben rápido, se puede dar rienda suelta a una forma de escribir más hiriente y sí, se queda una a gusto.

Simone B. No sé, creo que no es por la camiseta: creen que soy extraña XD.
Médico de Familia daría para un post entero debido a su repunancia, que aumenta mucho más en los primeros capítulos. El público objetivo hoy en día sería gente de la edad de mi abuela, y hasta a ella le resultarían insoportables algunos personajes.
Y sí, la vocecita de la cantante de El sueño de Morfeo me resulta repelente. Yo tengo un tono de voz bastante bajo y no suelo gritar, pero me repatea ese tono de "soy una chica mona, dulce sensible y adorable" ¡Por dios, que venga PJ Harvey y la enseñe a cantar como dios manda!

Y así habló Renathustra.

fon_lost dijo...

definitivamente, El suño de Morfeo lo es. y yo añadiría a Nena Daconte!

Este es un blog cat-friendly

Este es un blog cat-friendly
...Por si quedaba alguna duda