Series de tv, libros, cine...y una constante presencia gatuna

lunes, 28 de julio de 2014

El origen del planeta de los simios (2014). ¿Hay algo más peligroso que un mono con una ametralladora?


Confirmado: han evolucionado. Para bien

De la novela escrita por Pierre Boulle he visto las dos versiones: la de Charlton Heston, y la versión de Tim Burton que todo el mundo intenta olvidar. Exceptuando la curiosidad de leer una novela con orangutanes con bata de científico, y a Charlton Heston en taparrabos gritándole a la estatua de la Libertad, el resto de la franquicia no me interesaba mucho. Quizá por saber cómo iba a acabar todo, y para qué negarlo: los monitos me daban más pena que sus contrapartidas humanas. Pero igual que otras veces en las que empiezo una serie por su segunda parte, de El origen del planeta de los simios me habían hablado bastante bien, por lo que parecía una buena idea aproximarse a la saga desde otro punto de vista. Y, bueno ¿He mencionado que hay promoción en el cine durante todo el verano?


El amanecer del planeta de los simios retoma una década después los acontecimientos que provocaron la evolución de varios monos de laboratorio: estos se han refugiado en el bosque, donde viven en libertad liderados por Cesar, el primero de ellos. Pero la humanidad ha sido diezmada por el virus creado para curar el alzheimer, quedando reducida a pequeños grupos de supervivientes que malviven en las ciudades. Uno de ellos encuentra a la tribu de  Cesar cuando intentan reactivar una central hidroeléctrica.  Sorprendidos al descubrir que estos han aprendido a hablar y usar herramientas, algunos de ellos intentan establecer una alianza entre ambas especies mientras otros desconfían y no dudan en armarse. Y Koba, hasta ahora leal a Cesar, utiliza la nueva situación para empezar una guerra contra los humanos. 


Sin haber visto la primera parte, no ha sido muy difícil entrar en la historia: los antecedentes se resuelven fácilmente con la introducción donde plantea toda la situación de la epidemia y el salto temporal de diez años. Exceptuando a los simios protagonistas, a los que se les sigue rápido, los personajes humanos son una aportación nueva…y sorprendentemente, son los menos definidos. Estos se han caracterizado como el grupo de supervivientes estándar, con unos rasgos bastante positivos frente al resto de secundarios humanos que, en realidad, poco aparecen. El protagonismo acaba recayendo sobre los actores que aparecen gracias a los efectos infográficos, y es en ellos donde recae el mayor peso del guión: la trama principal es el enfrentamiento entre los dos simios y la guerra que se desencadena. Seguramente, también de cara a una tercera entrega donde esta se presente a una escala mayor.



También es en este caso cuando se hace evidente el peso que tiene la infografía: los tiempos del Doctor Zaius y de Helena Bonham Carter disfrazada de mona quedan lejos, y ahora se resuelve mediante el traslado de movimientos y expresión facial. Por eso no es raro ver a Andy Serkis en el papel principal, que está bastante curtido en esto de ir con los trajes de capturar movimientos. Pero sí resulta curioso que Koba, el personaje más interesante y sobre el que recae gran parte de la trama, recaiga sobre alguien cuyo trabajo consiste en ser especialista de cine.


El de la izquierda era un secundario en Zero Dark Thirty


La aproximación que se hace a la evolución y cómo la tierra pasa a convertirse en ese Planeta de los simios, está muy lograda: el planteamiento hace que esta sea ciencia ficción postapocalíptica de la buena, de la que hace pensar bastante, y el ritmo durante gran parte de la película es muy bueno. Pero de nuevo, la necesidad de rellenar metraje y de lucirse con los efectos hace su aparición, con una parte final llena de escenas de lucha con panorámicas impresionantes, infografía a raudales, y un ritmo mucho más lento que hace que las secuencias finales resulten un tanto cansinas. Parece que ninguna película pensada para recaudar en taquilla se libra del truco. Aún así, este Amanecer del planeta de los simios resulta una aproximación muy convincente a la premisa inicial, y  en cierto modo, una actualización muy efectiva. También he comprobado que cambiar de opinión, en algunos casos, es difícil: sigo poniéndome de parte de los monitos. 

4 comentarios:

Liliana Fuchs dijo...

Menos mal que el director convenció a los productores que había que contarla desde el punto de vista de los simios y profundizar en el personaje de César, porque pensaban hacer otra cosa diferente al principio (y la habrían cagado).

Yo fui igual al cine, sin haber visto la primera parte pero conociendo las buenas críticas. Me llevé una buena sorpresa, la película está bastante bien y, a pesar de tener su lado blockbuster-veraniego, es entretenida, visualmente estupenda y ofrece cierta profundización de personajes (simios) con debates interesantes.

El prota masculino salía en The Chicago Code! Exceptuando a Gary Oldman, los humanos son bastante televisivos...

Un abrazo!

Renaissance dijo...

A mí me sorprendió el giro que dieron para la narración, más centrada en los personajes simios que en los humanos. Y con los efectos digitales tenía todas las papeletas para ser un blockbuster veraniego, pero..bueno, no es tan ligera y despreocupada como podía esperarse. Algunos de los diálogos hacen pensar bastante.

Además acabo de recordar que la protagonista femenina era la de Felicity.

José Miguel García de Fórmica-Corsi dijo...

Yo vi "El origen..." no en los cines sino en casa y me sorprendió, pues esperaba un mero recalentamiento de la saga clásica y me pareció que resultaba interesante. Lo cual me animó a repasar los films de los simios, para descubrir que las secuelas de la peli de Charlton son aburridas a más no poder y saturarme tanto de monadas que ahora que han estrenado "El amanecer..." me entra la pereza. En fin, espero mentalizarme esta semana

Renaissance dijo...

De El origen tenía muy buenas referencias, pero en cambio de las secuelas de la película de Charlton Heston, no tanto...y además son una buena recua. Como para quedar de monos hasta arriba.
El amanecer del planeta (con su título un tanto setentero y todo), me ha parecido una buena pel´licula de ciencia ficción. Y que con esto de contar la saga desde sus precuelas, la han revitalizado para bien.

Este es un blog cat-friendly

Este es un blog cat-friendly
...Por si quedaba alguna duda