Series de tv, libros, cine...y una constante presencia gatuna

jueves, 27 de febrero de 2014

Obituario: Juan José Plans



No hemos empezado bien la semana. El pasado 24 de febrero perdimos a Harold Ramis, a quien muchos recordamos como el doctor Egon Spengler en Los Cazafantasmas. Pero ese mismo día también fallecía Juan José Plans.




Plans fue principalmente escritor, de terror y ciencia ficción, y locutor de radio. Es por esto último por el que muchos llegamos a conocerlo. Durante más de una década, en sus programas Sobrenatural e Historias, recuperaba la tradición del radioteatro adaptando textos de distintas novelas de terror clásicas. Pero en ambos también había lugar para su propia producción, y gracias a su equipo se hicieron realidad las versiones radiofónicas de Los misterios del castillo y otros relatos. Esto no quiere decir que su producción narrativa se limitara a ser versionada en la radio: sus novelas fueron lo bastante populares como para disfrutar de adaptaciones cinematográficas. Este fue el caso de ¿Quién puede matar a un niño? Donde Narciso Ibáñez Serrador adaptaba el texto de El juego de los niños.



 Estas, siendo justos, es difícil compararlas con otras obras con las que compartió emisión. Muchos relatos de ciencia ficción se quedan estancados en detalles que delatan la época en que fueron escritas: la información se almacena en tarjetas perforadas, hay sistemas de criogenización y maquinas con luces que hacen ping. Otros, como El juego de los niños, o Los misterios del castillo, cuentan con argumentos que son pura serie B. Pero lo que hay que reconocerle es su capacidad como narrador y sobre todo, la pasión que sentía y era capaz de transmitir por el género fantástico. Por el fantástico, y por sus expresiones más clásicas. Esta visión estaba un poco alejada de las variantes más modernas que empezaban a desarrollarse, pero es imposible no sentir simpatía cada vez que en algún relato breve, hacían aparición vampiros, hombres lobo, e incluso algún que otro muerto viviente. Los párrafos que destinaba a crear atmósferas, por tópicas y conocidas que puedan parecer hoy, hacían que el terror, tal y como él lo concebía, fuera algo emocionante, y a la vez, provocaba nostalgia de una época en la que asustarse, y también sentirse seguro, era mucho más sencillo.



 Todo esto lo descubrí años después de que terminara su andadura radiofónica, gracias a los podcast y al trabajo de muchos aficionados. Es en uno de ellos, concretamente del 22 de febrero de 1999, donde realiza un divertido monólogo vaticinando lo que nos esperaba a partir del año 2000. Y el humor y ternura que rebosa este es la mejor forma de despedirlo.

 

2 comentarios:

La Minomalice dijo...

Cuánta ignorancia la mía! No conocía a este señor. Y el caso es que la película de Narciso Ibañez Serrador me gusta mucho, hasta el punto de haberla visto en tres ocasiones. Me parece que como él mismo reconoció se acomodó con el Un, dos, tres y ya no siguió una carrera como director que prometía muchísimo. Es muy inquietante y muy diferente a lo que se hacía en la época que fue hecha. Es curioso, que siempre que una película me gusta miro enseguida si está basada en una novela, pero con ésta no lo hice y hubiera descubierto a Juan José Plans. Me encantaría haber seguido sus programas de radio!! Gracias por este homenaje que le haces. Es una pena que se ignore la pérdida de grandes hombres. Y gracias por la grabación!!

Un besazo.

Renaissance dijo...

Yo lo conocía como escritor, pero mi trabajo preferido es su Historias, donde también cuenta con unas cinco o seis emisiones adaptando El juego de los niños, que era el título de su novela. Hoy no sé como andarán de disponibles, pero en ivoox o en cualquier buscador de podcast puedes encontrar prácticamente todos los programas que se grabaron. Te las recomiendo muchísimo.

Este es un blog cat-friendly

Este es un blog cat-friendly
...Por si quedaba alguna duda