Series de tv, libros, cine...y una constante presencia gatuna

viernes, 23 de abril de 2010

Alicia en el País de las Maravillas (o al menos, los más peculiares)



Servidora, tras varios meses ocupándome del blog sola

Ahora que por fin la han estrenado, la expectación de Alicia en el país de las maravillas habrá comenzado a decaer un poco. Y por expectación me refiero a “empezar a sacar películas basadas de una u otra forma en el libro de Lewis Carroll”. Pero, ojo, no digo que eso me parezca malo porque en lo que va de año, he encontrado algunas cosas que si no llegan a ser redondas, sí me han gustado bastante, aunque tengan que emplear el reclamo “Alicia” para llamar la atención.



La primera, y Alice, de Jan Svankmajer (1988). La incluyo pese a ser muy anterior a los derivados de Alicia, porque es una versión muy original y porque me gustan las cosas checas, así en general: he leído casi todo lo de Kafka, he ido al Teatro Negro, tengo un comic de Alois Nebel (un día de estos haré una entrada sobre él si me prometéis no huir despavoridos) y me encanta la cocina checa. Bueno, esto último no sé, porque nunca la he probado. Pero el día que abran un restaurante checoslovaco, pienso ir a ver el menú.
Jan Svankmajer es un animador bastante conocido por sus trabajos en stop motion y de marcado carácter surrealista (como todo lo que suele haber en Europa del Este), por no decir pesimista y un tanto siniestro. Prueba de ello es la versión de Alicia en el país de las maravillas que realizó, con muy pocos medios, en el que se puede ver una Alicia reducida hasta ser convertida en muñeca, un conejo blanco actuando como verdugo.






En 1999, en la serie que Telecinco emitía telefilmes de Hallmark y llamó Grandes Relatos, apareció una versión de Alicia en el país de las Maravillas bastante fiel al original que intentaba recordar a los dibujos de Tenniel. Eran los tiempos en los que los efectos infográficos se habían abaratado lo suficiente como para hacer telefilmes con efectos especiales que ahora se quedan un poco cutres (hasta el defenestrante extremo de la versión tv movie de Dune). La historia poco aporta excepto una plantilla de actores importantes haciendo cameos, como Gene Wilder como Tortuga, y el cambio del popular vestido azul de Alicia por uno amarillo. Sí, esta también es muy anterior a lo que quería hablar en la entrada, pero se trata de añadir antecedentes. Si es que estas generaciones nuevas todo lo quieren a la voz de ya…



¡Este mes suben las visitas, fijo!

Alicia en el país de las maravillas también tuvo su propia (per)versión alternativa en comic en el 2005, en una serie independiente de Grimm fairy Tales. Que para quien no los conozca, consiste en poner portadas con una tía buena con pinta de pin up recreando un cuento clásico, que el comic actualiza con elementos más oscuros, cosas de esas…y muchas pin ups, que no hace falta ser un genio para saber cual es el público objetivo de este cómic, no.
En ese sentido, la serie Wonderland no engaña y detrás de esas portadas sugerentes se esconde una historia de una moderna Alicia con muchos elementos oscurotes tales como locura, drogas y la explicación al País de las Maravillas más descacharrante que he visto nunca. Porque ahí donde lo ven, Wonderland es una especie de dimensión lovecraftiana a la que uno de los personajes envía víctimas sacrificiales de la estirpe de Alicia Lidell para garantizarse la inmortalidad. Y a partir de ahí, resulta que el Sombrerero loco es un supervillano, y el Jabberwocky, un bicho similar a Cthulhu. El resultado, más allá de unas portadas con unos impresionantes colores vía photoshop, es horrible y no se lo recomiendo ni a mi peor enemigo. Más que nada, porque de tener un enemigo así seguro que disfrutaría este comic.



En 2009 el Scifi channel, además de cambiarse el nombre, decide hacer unas miniseries actualizando/basándose/haciendo cosas muy raras con libros infantiles conocidos. El primero fue Tin Man, con los personajes de El mago de Oz, muy original, y el siguiente, Alice intenta seguir la misma estructura de chica corriente que llega a otro mundo relacionado con el libro que adaptan y que debe salvar a sus habitantes, y de paso, descubrir cosas acerca de su pasado. En Tin Man funcionaba, pero en esta Alice, pese a una ambientación y escenarios fascinantes (a mí el mundo de Oz no me terminó de convencer y prefiero las absurdeces de Carroll) no termina de cuajar y durante todo el rato estuve pendiente de ver a ver cómo adaptaban cada personaje y saber de antemano que iba a salvar el País de las maravillas. Además, uno de los personajes, con ese traje de corbata y lo espigado que estaba, parecía un mod.



Y sigo sin encontrar buenas fotos para esta película

Finalmente, también en el 2009 se estrena Malice in Wonderland, una versión mucho más arriesgada que el Alice de Syfy pero un poco irregular, en la que se mezcla el mundo fantástico de Carroll de una forma más sutil y cercana al mundo del crimen, que tuvo una entrada completa para ella sola.

A bote pronto, son las versiones que he visto y que por lo menos, soy capaz de recordar en este momento. Por lo que si alguien se anima a poner alguna más, que no lo dude.

2 comentarios:

Akane dijo...

Yo recuerdo haber visto de pequeña una ¿película? ¿capítulo especial? de Los Osos Amorosos en el que creo que pedían ayuda a una niña para no sé qué cosa en el País de las Maravillas. Recuerdo cosas vagas, pero sé que incluyeron cosas y personajes de la historia original.

PD. La cocina checa es bastante buena, y eso que a mi la carne no me va mucho (su repostería también). Tengo antecedentes checos y unas cuantas recetas se han mantenido en la familia :P

Renaissance dijo...

Akane: me han comentado que en la cocina checa se come bastante bien, aunque los platos son bastante más pesados (a mí tampoco me hace mucha gracia la carne. Pero la repostería sí :-P)

Este es un blog cat-friendly

Este es un blog cat-friendly
...Por si quedaba alguna duda